web analytics

Desfile de Silleteros 2022, mi experiencia en la previa acompañando a los silleteros


Entramos a donde nos dijeron que no podíamos. ¡Y la gozamos todo el día!

Estamos creando el mejor grupo en Telegram sobre turismo, planes y tours actualizamos información con las mejores agencias de Medellín 
Dale click aquí y suscríbete >>> https://t.me/ViajesyTurismoAntioquia

 

Esta feria de las flores tenía una sensación especial, pues se había anunciado presencialidad al 100% y lo más importante, que el desfile de silleteros volvería a las calles de Medellín, todo esto después de dos años de festejar supuestas ferias de las flores desde la virtualidad.

Adicionalmente, a factores un poco más personales como el que nunca había podido ingresar a la zona de silleteros y que este año el desfile tenía un condimento muy especial, pues sería la primera vez que una amiga muy querida que conocí precisamente gracias a esta página iba a desfilar y yo quería tomarle unas fotos para el recuerdo.

Y así fue como el lunes 15 agosto salí de mi casa a las 8 am, de una mañana muy fría y lluviosa con la única intención de ingresar a la previa del desfile de silleteros, supuestamente yo tenía la acreditación por parte de la alcaldía de Medellín para cubrir algunos eventos de la Feria de las flores, pero e desfile de silleteros era otro cuento al que muy pocos medios pueden acceder (después me daría cuenta de que accede hasta el perro y el gato desde que sea amigo de alguno de funcionarios de logística de la alcaldía, cosa triste)

Pero bueno, salí de mi casa con la idea de ingresar, pero sin la certeza de poder hacerlo, pero las ganas y los motivos que tenía para por lo menos intentarlo era mayor, el desfile ya lo había visto en años anteriores desde las vallas, pero del lado del público que no tiene para pagar palcos, como era antes.

Sin embargo, nunca había ingresado a la previa, el lugar donde se agrupan todos los Silletera en las diferentes categorías para horas más tarde salir a desfilar por las calles.

La idea con la que iba era muy simple. Cómo tenía manilla de prensa quería llegar hasta el ingreso del punto cero (como estratégicamente lo llaman los organizadores del desfile) iba a presentar mi manilla e iba a ingresar sin ningún problema…

Así lo hice hasta el punto de presentar la manilla, de ahí en adelante nada paso como lo planeé.

El encargado de los ingresos me dijo:

⁃ De que medio viene?
⁃ Orgullosamente Antioqueño, dije yo todo orgulloso
⁃ Mmmm no, no estás en la lista de medios

De este punto en adelante todo fue tratar de explicarle que yo quería entrar solo a tomar fotos para mi página, y él a decirme que no podía dejarme entrar pues no salía en el listado.

Nota importante: yo llegué a ese punto a las 8:30 am, este dato es importante, pues en un momento se darán cuenta la clase de funcionarios negligentes y poco empatices que trabajan en la alcaldía de Medellín sobre todo en la secretaría de cultura donde el secretario le gusta ver videos en las reuniones importantes y los de la secretaría de comunicaciones.

Después de mucho insistirle (rogarle) al encargado de los ingresos, me dice que le va a preguntar a un superior que se podía hacer, el superior era un gordito que días antes me había entregado la manilla de prensa y como buen funcionario público ese día estaba con sus gafas negras y su actitud de “yo soy el todopoderoso”.

En fin, el encargado de ingresos habló con el gordito (no tengo nada en contra de los Gorditos, yo soy gordito, pero de los chéveres, de los que ayudado a los demás a entrar a los desfiles de silleteros), el gordito superior vino y me dijo:

⁃ Si no estás en la lista de medios acreditados para el desfile de silleteros no puedes entrar

Leer también  La ruta al mar de Antioquia, alegrías, riquezas y placeres

A lo que yo le dije:

⁃ Mijo déjame entrar, un ratico no más, yo tomo una foto muy importante y me voy, mira que tengo manilla de prensa, paso como medio acreditado.

A lo que el gordito superior me dijo:

⁃ Voy a preguntarte a una tal Maria

O algo así, ya se me olvido el nombre, que era como la más superior de todos, para ver si le daban la autorización, para él dar la autorización para que el encargado de ingresos me diera la autorización de entrar.

Después, como de 20 minutos esperando vuelve y me dice que no se podía, que si quería me fuera para el palco de prensa por allá en la gran PM para que pudiera ver el desfile, y eso era lo que yo no quería hacer, ver el desfile montado en una tribuna lejos de los silleteros.

Si no podía entrar mínimo me iba a parchar al lado del pueblo que no paga palcos.

Al gordito le dije que gracias y suerte pues.

Me senté a pensar y me decía a mí mismo .

“Eggg llegué hasta aquí y no voy a poder entrar, no, no las pelotas, pues”.

Yo en lo personal soy creyente de Dios y comencé a decir mentalmente “señor guíame por el camino correcto, ábreme las puertas para ingresar a este evento”

Después de un rato ahí, sentado esperando algún gesto de empatía de algún funcionario, decidí irme a caminar por la reja que separa los silleteros del público en general, para ver si veía alguno de mis amigos y me ayudaba a entrar, sin saber que ese sería el camino que minutos antes le pedía al señor que me indicara.

Y caminando por ahí me encontré con otra funcionaria y le dije mi caso, le dije que yo venía de la página Orgullosamente Antioqueño y que quería entrar a cubrir la previa del desfile.

Esa funcionaria creo que conocía mi página porque sé medio apiado de mí y hizo la tarea de llamar directamente a la superiora para ver qué se podía hacer, le explico mi caso y le dijo que yo venía de una página.

Ya para ese momento iban siendo como las 10 de la mañana. Dato importante

Al final la respuesta fue:

«Mi jefe me dice que si hubieras llegado 20 minutos antes te habría dejado entrar, pero que ya antes están sacando a todos los medios porque ya van a comenzar los jueces a seleccionar las silletas».

Y yo por dentro pensaba “pero si llegué hace más de 2 horas”

En fin.

Y después lo que me propuso la funcionaria era que si quería me daba una boleta de cortesía para uno de los palcos para que pudiera ver el desfile, pero que me la tenía que dar disimuladamente (cómo hacen casi todo en la alcaldía) para que nadie se diera cuenta.

Yo se la recibí más para guardarla como un recordatorio de la negligencia y poca empatía de los funcionarios públicos de una alcaldía que se creen los dueños de una fiesta tradicional y ancestral de los Antioqueños

En fin, qué por aquí tampoco fue, seguí caminando al lado de la reja mirando al otro lado los silleteros con las silletas y ya un poco resignado comencé a tomar fotos lo mejor que podía para tratar de captar algunos momentos. Pero nunca sería lo mismo.

En ese momento vi a un silletero acostado en una de las tiendas, relajado, como descansando, le tome una foto y después no se porque lo llame y le dije que si podía tomarle una foto.

Leer también  Cómo reactivar el turismo desde lo regional hacia lo nacional

Él me miró como incrédulo, pero se paró y con esa humildad que caracteriza a los silleteros poso para mí, muy amablemente hizo todo lo que le dije y salió una foto medio respetable teniendo en cuenta que yo la tenía que tomar con una malla de por medio

Sin saberlo, ese sería el momento que me abriría el paso, pues Alejandro iba a desfilar con una Silleta comercial y estaba esperando a un represente de la empresa que le iba a tomar una foto a él y la Silleta para publicarla en sus redes sociales.

Pero en ese momento, después de una corta charla con Alejandro y alguna que otra anécdota, (que contaré en el podcast) le deseé muchos éxitos en el desfile y yo seguí caminando por la orilla de la malla, y unos 5 o 10 metros más adelante vi una entrada y salida para las camionetas que traían las silletas del desfile y el encargado de abrir y cerrar era un chico, y para mi sorpresa Alejandro estaba ahí cerca esperando al representante de la empresa dueña de la Silleta comercial,

A mí lo único que se me ocurrió fue decirle al chico encargado que si me dejaba entrar pa tomarle una foto a un silletero, que él me estaba esperando, el chico me preguntó que si el silletero venía por mí hasta ese punto él me dejaba entrar.

Rápidamente, llame a Alejandro y le dije al chico que a él era al que le iba a tomar la foto y Alejandro gracias a Dios me siguió la corriente y logré entrar. Por fin…

La felicidad que sentía era enorme, mezclada con un poco de nervios, pues pensaba que si alguien de logística me veía me iban a sacar, yo le había creído la mentira a la funcionaria que me dijo que “ya estaban sacando a los medios y los fotógrafos”

Antes de finalizar mi historia en el desfile de silleteros debo y quiero decir algo no a modo de denuncia, más bien a modo de desahogo y es que más que medios oficiales de comunicación, dentro de la previa del desfile había una gran cantidad de personas, en su gran mayoría fotógrafos, algunos aficionados y otros profesionales sin ninguna identificación oficial, parecían más bien turistas que tuvieron la suerte de conocer a alguien que yo no conocía y que los dejo entrar sin tanto problema cómo me pusieron a mí.

Incluso en el momento de la premiación de las silletas, que era el momento en que supuestamente no debía haber nadie extraño en el lugar, había miles de personas diferentes de los silleteros, tomando fotos del momento, en ese momento la funcionaria que me regalo la boleta me vio y me regaño, estaba muy enojada, lástima yo estaba muy contento.

Para colmo, sé de mano propia fuente que adentro del recinto donde estaba el alcalde haciendo la premiación a los silleteros había personas que no eran medios oficiales, un amigo mío de un portal de turismo se les coló jajajajajaja y según la otra no se podía.

Lo cual es algo tengo que agradecer también, pues no le debo nada a ningún funcionario de la alcaldía, ni me tocó dar plata a nadie para ingresar.

Todo mi agradecimiento es para Alejandro el silletero que amablemente me mandaron para abrirme las puertas del desfile de silleteros.

Realmente no entiendo tanta negligencia, prepotencia estupidez de unos funcionarios que están ahí para servir y es lo que menos hacen, yo no soy nadie importante, esta página no se trata de mí, no es mi marca personal, no se trata de mis intereses y no es que yo fuera con un equipo de 10 personas y miles de cámaras era solo yo, mi cámara y mi celular listo para tomar las mejores fotos de uno de los eventos más queridos por el pueblo antioqueño, que en su concepción nació sin vallas y sin palcos y todos podíamos estar con nuestros silleteros.

Leer también  Vamos a disfrutar de las playas antioqueñas

Pero bueno, lo valioso es que logré entrar y eso, eso ya es otra historia.

Mi principal objetivo era ir a tomarle fotos a mi amiga Diana Grajales, Silletera de la finca Alquería del Silletero, ella iba a desfilar por primera vez este año y yo quería tomarle fotos en ese momento tan importante para un silletero de puta sangre si se le puede llamar así, pues Diana Grajales es nativa de Santa Elena.

Primero y a modo de agradecimiento le tomé algunas fotos a Alejandro, que a mi mismo me gustaron mucho.

Después la misión era encontrar a Diana y era complicado, pues aunque sabía más o menos donde podía estar, este año desfilaron más de 500 Silleteros, yo estaba muy emocionado viendo por primera vez a los silleteros junto a sus silletas, pues una cosa es verlos desfilar, pero otra totalmente diferente es estar ahí con ellos y poder sentir su emoción y nerviosismo luego de dos años de no poder desfilar por temas de la tal pandemia.

Al fin logré encontrar a Diana y la felicidad fue muy grande

Una vez la encontré aprovechamos para tomar fotos de ella y su Silleta, estaba participando en la categoría tradicional, la Silleta principal, con la que inició la tradición cel desfile en honor a los silleteros que venían de Santa Elena con las silletas tradicionales.

Estas son algunas de las fotos que tomamos con Diana.

Luego pensé que ya había terminado y que podía irme, pero luego volví y pensé, “ya estoy aquí, adentro aprovechemos el momento” además que nadie me estaba sacando jajajajaja.

Y así lo hice, aparte de Diana, y gracias a mi trabajo con esta página he logrado conocer varias fincas Silletera como la de la familia Londoño, la de doña Gloria Grajales, y la de don Ramón García, así como algunos Silleteros.

Pues me puse manos a la obra y fui buscando uno a uno para tomarle fotos y a todo el que se parara frente a mi lente, así es como entre mi cámara y mi celular logré tomar más de 1200 fotos ese día, para mi un magnífico recordatorio y algunas fotos dignas de postal.

Si lo que quieres es conocer a Medellín y los sitios más turísticos, tomar las mejores fotos y llevarte los mejores recuerdos te recomendamos los siguientes tours en los que disfrutaras de la compañía de guías profesionales y preparados para ofrecerte la mejor información sobre la ciudad de la eterna primavera.

Aquí comparto una pequeña galería de este gran día, que quedará en mi mente y en mi corazón para toda la vida.

Espero perder repetirlo el año entrante, ojalá la alcaldía de Medellín, se diera cuenta de que no solo los medios tradicionales pueden contar las historias, sino que la forma de informar evolucionó y ahora hay personas con plataformas listas para contar la historia de otras maneras, algunas solo por el amor a sus raíces.

Pero si la alcaldía de nuevo me cierra las puertas volveré a ingeniármelas para estar al lado de los silleteros.


En este grupo queremos mostrar los mejores planes turísticos en Antioquia, Colombia y el mundo. Unimos agencias de viajes y turismo con las personas interesadas en conocer toda la oferta turística disponible. Únete y disfruta de los mejores planes a los mejores precios.
⬇️Click en la imagen para unirte al grupo en Facebook⬇️

¡Recuerda suscribirte al boletín!

Loading

No hacemos spam – Aviso legal
* Campos requeridos

Deja un comentario