web analytics

Reserva natural Río Claro, área protegida para la conservación de la flora y fauna en Antioquia


Únete a nuestro canal de Telegram y recibe la mejor información sobre turismo y planes regionales, nacionales e internacionales, con ofertas y descuentos especiales.

Río Claro, es una reserva natural, a tres horas de Medellín. La importancia de esta área protegida radica en su riqueza hídrica, geológica así como de fauna y flora, Río Claro, es un lugar increíblemente sorprendente donde la naturaleza ha hecho magia, paisajes inigualables donde esposible ratificar porque Colombia es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo; la reserva esta conformada playas, cuevas y figurasen mármol que la naturaleza ha moldeado a lo largo de miles de millones de años; sorprendentes cuevas milenarias y hermosas aguas cristalinasde color verde-azulado. En conclusión, Río Claro es un lugar para vivir y disfrutar de una experiencia de contacto directo con la naturaleza.

Reserva natural Río Claro área protegida

La reserva natural Río Claro esta conformada por cerca de 15.905,9 hectáreas de bosque, distribuidas en jurisdicción de los municipios de Sonsón, San Luis, San Francisco y Puerto Triunfo que desde el año 2019 de encuentran protegidas. La medida fue implementada en el marco del proyecto “Magdalena Cauca Vive”.

Cascada Reserva Natural Río Claro
Cascada Reserva Natural Río Claro

Puedes leer también: Parque Arví el pulmón verde a menos de una hora de Medellín

La Reserva Natural Cañón de Río Claro es un modelo de desarrollo sostenible para la conservación de los últimos bosques tropicales.

Cornare, es el máximo ente que cuida a los ríos Negro y Nare, anunció la creación del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) Bosques, Mármoles y Pantágoras, un proyecto que busca contribuir a la conservación de ecosistemas acuáticos y su biodiversidad.

El Río Claro es un elemento fundamental e integrador para muchos antioqueños, es evidente que buscan su permanencia en el tiempo y por eso la  importancia de su compromiso. Esta área es única e irremplazable, pues es un eje articulador de dinámicas biofísicas e hidrológicas; además es singular por contar con ecosistemas de bosque basal húmedo inmersos en un complejo kárstico. Ecosistemas poco comunes en el territorio colombiano, que son vitales porque generan procesos de regulación del agua y propician el desarrollo de flora.

En esta zona existen por lo menos 12 empresas mineras, por lo que fue importante concertar, por más o menos tres años, con estas empresas para que desde su labor se contribuya a la conservación del tesoro natural. También, fue fundamental dialogar con el sector turístico y, en general, con la comunidad y los representantes de las actividades económicas y sociales para que observaran que la sostenibilidad y la productividad pueden ir de la mano.

Esta nueva área protegida presenta una gran riqueza hídrica, de flora y fauna, de ella dependen varias comunidades aledañas, además, es afluente del río Magdalena. La comunidad es consciente de que este plan no es perfecto y que debe construirse conjuntamente. Pese a ellos, están dispuestos a hacerlo.

“Estamos viviendo un momento único, es un proyecto especial y es nuestro. Nosotros somos quienes habitamos en este territorio y debemos aportar a su conservación. Las nuevas generaciones están pidiendo un nuevo modelo de gobierno, de país, de sociedad y el DRMI está dentro de ese nuevo modelo de planeación”, aseguró Juan Guillermo Garcés, gerente de la Reserva Río Claro.

la importancia de Río Claro como reserva natural protegida.

Reserva Natural Río Claro fauna
Reserva Natural Río Claro fauna
Reserva Natural Río Claro flora
Reserva Natural Río Claro flora

La Reserva Natural de Río Claro a implementado un modelo de desarrollo sostenible cuyo principal objetivo es la conservación de los últimos bosques tropicales que existen en la cuenca del Río Claro del Norte, con especial interés en la flora y la fauna asociadas a estos bosques húmedos kársticos presentes en la cuenca de este río, en la Región Andina Central de Colombia.

En este proyecto los trabajos de investigación científica para el conocimiento, la divulgación, la educación, y la conservación, son pilares fundamentales, junto con la incorporación de nuevas áreas de la zona que ampliaran el perímetro protegido, para lograr dicho objetivo. Todo este proceso es acompañado de programas de interés comunitario que denotan el pensamiento social de inclusión.

A fin de que el hombre moderno hacinado en populosas ciudades (las llamadas selvas de asfalto), tenga la oportunidad de gozar y de reconectarse con la naturaleza prístina, la reserva natural Río Claro a implementado y ofrece atractivas actividades específicas de turismo de naturaleza y de aventura. Esto se convierte automáticamente en un sistema económico para obtener recursos con los cuales se financia en gran parte el proyecto de conservación, protección y preservación.

La ganadería extensiva, la minería, las piscícolas, y otras actividades económicas se convierten en unas grandes amenazas para la conservación del agua y los ecosistemas naturales. Por lo tanto es indispensable que los países y sus gobiernos tomen conciencia de que se deben separar y proteger ciertas áreas con características especiales para que sean conservadas como nichos intocables que puedan continuar albergando la información genética original que está amenazada.

La reserva natural Río Claro es un proyecto de conservación para el futuro

La Reserva Natural Cañón del Río Claro, consiente de esta problemática tomó la decisión de destinar una importante parte de sus ingresos económicos generados por el turismo de naturaleza y aventura, a la conservación de los últimos bosques que sobreviven en la cuenca alta y media y demás áreas de bosques vecinos que están en peligro de ser destruidos, antes de que en los próximos 10 años desaparezcan. Al momento se han logrado con gran esfuerzo establecer otras 20 áreas de bosques (de 30 a 150 hectáreas cada una), que se aspiran interconectar por medio de corredores biológicos que le aseguren a la flora y a la fauna nativas, el intercambio de información genética, necesarios para la supervivencia de las generaciones futuras.

Especial importancia revisten estos últimos bosques nativos que se encuentran ubicados en las partes altas de la cuenca y en los nacimientos de las quebradas que alimentan al río. Los cañones de estas zonas tienen algunas pendientes superiores a más del 50%, lo que representa un gran peligro de erosión, que puede causar grandes avalanchas y tragedias naturales, y represamiento del río. Se podrían generar grandes derrumbes en caso de intensas y largas lluvias torrenciales, amenazando a las poblaciones humanas y de animales, asentadas en la parte media y baja de la cuenca, especialmente en sus riberas.

El establecimiento de las reservas naturales dentro de la cuenca es una estrategia de conservación y manejo sostenible que debe ir acompañada de una importante táctica de construcción de nuevos modelos alternativos de agroecología y permacultura con las comunidades de campesinos asentados en el territorio, para construir y consolidar faros agroecológicos, por ser zonas en donde nacen cientos de quebradas que tributan sus aguas limpias al rio.

Cómo apoyar el esfuerzo de protección ambiental

Con la visita y la estadía controlada en la reserva natural Río Claro, es la mejor manera como los visitantes nacionales e internacionales pueden contribuir a este programa de desarrollo de un nuevo modelo para la salvación de estos importantes reductos naturales de la cuenca del Río Claro.

En la actualidad la administracion de la reserva natural se encuentra diseñando un proyecto para quienes están interesados en adoptar una hectárea de la cuenca para la conservación y la ayuda a las comunidades de campesinos para que puedan establecer sus cultivos agroecológicos y sus iniciativas de permacultura, donde se podrán construir modelos de viviendas dignas que se beneficien de la energía solar, o de pequeñas micro hidroeléctricas que no afectan las quebradas y el río, pero que beneficia a toda la comunidad.

Quienes se vinculen a este proyecto podrán visitar las comunidades y los bosques protegidos por la reserva y la Fundación Amazonas MIG, la ONG creada por la reserva para coordinar dichos programas y realizar los trabajos de conservación y desarrollo comunitario.

Si quieres apoyar, conocer o visitar la reserva natural Río Claro ingresa aquí

¿Cómo llegar a la reserva natural Río Claro?

Para llegar a la reserva natural Río Claro desde Medellín en transporte público, lo puedes hacer desde la terminal del norte y tomar un bus dirección Samaná; la Reserva Natural Río Claro se encuentra luego del puente colgante del río Samaná. En la terminal te puedes transportar fácilmente en las diferentes empresas que prestan su servicio. El tiquete generalmente cuesta entre 18.000 COP y 30.000 COP, y el viaje dura entre tres y cuatro horas.

En transporte particular la mejor opción es tomar la autopista Medellín – Bogotá la reserva natural Río Claro se encuentra entre Cocorná y Puerto Triunfo en el Km 152

Puedes leer también: Santa Elena es una Montaña Mágica

¿Qué hacer en la reserva natural Río Claro?

En la reserva natural Río Claro hay muchas actividades para realizar disponibles para todos los gustos, personalidades, edades y grupos, pero con un punto en común, el amor por la naturaleza. Como se informaba anteriormente con la visita controlada del turismo a la zona, la administración se asegura el mantenimiento y conservación del área protegida.

Uno de los lugares imperdibles y que sí o sí debes visitar en reserva natural Río Claro es Playa Mármol; una increíble playa, que al igual que otros lugares, está formada de mármol, el Templo del Tiempo; Playa Manantial, Boca Caimán y Las Dantas, mas adelante gracias a la información suministrada por la administración de la reserva en su portal web te mostraremos en detalle estos hermosos lugares.

La reserva natural ofrece un amplio portafolio de actividades y servicios dentro de los que se pueden encontrar diversos deportes extremos como el rafting, canopy, escalada en Vía Ferrata, senderismo, avistamiento de aves y en general el disfrute de toda la fauna y flora.

La Espeleología, que, aunque no es un deporte extremo si te asegura saltos, nadar en cristalinas aguas, mojarte mucho. Esta es una las actividades más solicitadas y consiste en atravesar una caverna angosta en el que las paredes están hechas de mármol y a través de los años, cada parte de ella se ha ido formando en diversas formas y texturas, eso junto con las sombras y los reflejos de luz en la cueva y el agua crearán una huella en tu memoria que será difícil olvidar.

Otra actividad que ofrecen es un día de sol; que es un plan especial que ofrecen para grupos de 15 personas que solo quieren ir por un pasadía en la reserva natural Río Claro.

Lugares imperdibles tu visita a la reserva natural Río Claro

La administración de la reserva se ha preocupado de ofrecer un gran portafolio de atractivos turísticos para las personas que aman el contacto directo con la naturaleza, y en su portal web ofrecen una reseña de los lugares de mayor interés para el visitante tanto si te gusta disfrutar de la fauna como de la flora, Aquí te compartimos los lugares sugeridos y una buena galería de imágenes para que te animes a conocer la reserva.

Sitios de interés información suministrada por la reserva natural Río Claro

Por el sendero que hemos trazado a las orillas del río, a lo largo de la Reserva Natural Cañón del Río Claro, usted podrá disfrutar un maravilloso recorrido, el cual lo llevará a través de paisajes fantásticos y lugares exuberantes, llenos de historia, biodiversidad y magia. No se encuentran muchos lugares como este para tener la oportunidad de acercarse íntimamente a la naturaleza, experimentando un despertar de los sentidos para gozar un reencuentro con la esencia del espíritu.

Aquí se puede vivir el “Realismo Mágico Colombiano”

Playa Mármol

Caminando por nuestro sendero, a 10 minutos de la plazoleta central, frente a las cabañas de El Refugio, se encuentra la llamada Playa de Mármol, nombrada así por el majestuoso basamento de mármol milenario que constituye el fondo y la ribera del río. Aquí, la roca ha sido maravillosamente pulida por el constante trabajo del río a lo largo del tiempo. En este lugar se forma una amplia y profunda piscina, donde se puede apreciar claramente el fantástico lecho de este mármol. Es uno de los sitios preferidos por los visitantes para disfrutar un refrescante baño. Se toma conciencia del privilegio inusual de estar sumergido en aguas naturales, en un paraje único conformado por un bosque tropical sobre rocas kársticas milenarias.

“Un patrimonio biológico y geológico que podemos disfrutar y debemos proteger”.

Playa Manantial

Por el sendero, a 40 minutos de la plazoleta central, se encuentra esta playa, delimitada por el paisaje exuberante del cañón de mármol labrado por el río, forrado por cortinajes de bosques y realzado por un manantial que marca el sitio de salida de la Caverna de mármol de ‘Los Guácharos’ y la quebrada Bornego (hasta aquí ciega escultora de la caverna), se derrama sobre el río Claro para festejar su encuentro con la luz.

Aquí se encuentra un pozo profundo, donde también se puede gozar de un energizante baño en el río.

“Un ícono de la Reserva, que nos ofrece el espectáculo de la danza de los guacharos con su canto, en la transición del día a la noche”.

Las dantas

Lugar característico por sus gigantescas piedras marmóreas, talladas por el agua y ancladas quizás por un derrumbe geológico en medio del río. Megalitos que parecen emerger para dejarse moldear por la fuerza de las corrientes, y nos invitan a escuchar el dialogo que se establece entre ellas y el río. Este lugar recibe su nombre porque allí se encuentra la desembocadura de la quebrada “Las Dantas”. Se llega por un camino de trocha, a 60 minutos de la plazoleta central. Requiere un nivel de esfuerzo medio alto.

Boca caimán

Cavada por el río, en su vera encontramos esta majestuosa cornisa, bautizada “Boca Caimán”: hileras de estalactitas y estalagmitas parecen ser los dientes de un lagarto antediluviano. En este lugar se puede apreciar la real magnitud del cañón, patrimonio geológico del país. Se llega por un camino de trocha, a 50 minutos de la plazoleta central, y se requiere un nivel de esfuerzo medio alto.

“Imponente pared kárstica, abrazada por el bosque húmedo tropical”.

En la reserva natural Río Claro puedes encontrar alojamiento, restaurante y cómodas tarifas para el ingreso

La tarifa de ingreso a la reserva cuesta 15.000 COP por persona si vas a estar un solo día, pero si vas a pasar la noche (lo más recomendado), hay planes bastante asequibles desde 100.000 COP y 110.000 COP en temporada baja y alta, respectivamente, por persona por noche, e incluyen la entrada, alojamiento y alimentación (las tres comidas diarias).

Debes tener en cuenta que Río Claro ofrece diversos tipos de alojamiento por lo que el precio puede variar en función del plan en el que vayas, así como las características y la cantidad de personas con las que vayas a hospedarte. Si vas en plan mochilero o aventurero, también está la opción de camping que cuesta entre 10.000 COP y 20.000 COP por persona.

Como te podrás imaginar, dentro de la reserva hay restaurante y la comida es bastante económica, aunque el menú también es bastante limitado, sin embargo, es bastante buena. Por otra parte, las actividades se pagan aparte y tienen un precio entre 20.000 COP y 30.000 COP cada una.

Para ver más información sobre las tarifas de alojamiento y alimentación puedes ingresar aquí

Fotos cortesía www.rioclaroreservanatural.com


En este grupo queremos mostrar los mejores planes turísticos en Antioquia, Colombia y el mundo. Unimos agencias de viajes y turismo con las personas interesadas en conocer toda la oferta turística disponible. Únete y disfruta de los mejores planes a los mejores precios.
⬇️Click en la imagen para unirte al grupo en Facebook⬇️

¡Recuerda suscribirte al boletín!

Loading

No hacemos spam – Aviso legal
* Campos requeridos