Desfile de Silleteros ¿un evento para el pueblo?

El Desfile de Silleteros es un evento para el pueblo, pero para el pueblo que puede pagar, con mucha tristeza el día de ayer, día del gran desfile de silleteros donde se estaba celebrando los 60 años de esta tradición debo reconocer que no se pudo ver ni una sola flor.

Ayer con toda la buena actitud del caso quise salir a ver el desfile de silleteros con todo el orgullo que me hacia sentir que iba a ver un desfile que es patrimonio cultural de la Nación ademas de que seria el desfile numero 60, y también quería desmentir esos rumores de que la feria y mas específicamente el desfile de silleteros lo habían privatizado.

Días antes había escuchado por algunos medios que el desfile de silleteros tendría mas del 70% de espacio disponible para que la gente sin tener que pagar ni un solo peso pudiera verlo y disfrutarlo, hasta este punto todo iba bien, lamentablemente lo que los funcionarios dicen en sus declaraciones solo es una parte de la verdad, una parte muy pequeñita. 

Yo personalmente pensaba que las personas criticaban por deporte, que como era posible que con un desfile tan largo la gente criticara los palcos, “si alguien quiere y puede, pues que pague su palco” pensaba yo, pues con mas del 70% de espacio libre para la gente era perfectamente posible ver el desfile cómodamente. Que equivocado, yo fue el que me quede corto y rápidamente pasé del Orgullo a la tristeza.

Para no hacer muy largo el cuento, rápidamente me di cuenta que el 70% libre para que la gente, ya estaba ocupado desde hace mucho tiempo, desde el sector del aeropuerto donde llegue a eso de las 11:00 a.m. ya no le cabía un alma, y según cuentan desde las 9 de las mañana ya estaba lleno el lugar, gente desde las 9:00 a.m aguantando un sol en todo su esplendor, esperando por un desfile que apenas a las 2:00 p.m. daba inicio, pero que a este sector del aeropuerto solo estaría llegando a eso de las 4 o 5 de la tarde.

Por tal motivo decidí comenzar a caminar por la calle 10a en dirección a la Av Guayabal tratando de buscar llegar lo mas cerca posible al punto de partida del desfile, otro craso error, calles taponadas por los famosos palcos con grandes telones metálicos, no solo impedían que se pudiera ver por lo menos una flor, sino también se tomaron como derecho propio que las personas pudiéramos transitar aunque fuera por las aceras.

Literalmente no había por donde pasar

Puente de San Pablo en riesgo de colapso

 

El desorden y falta de logística fue total, literalmente no había por donde caminar, rápidamente (de nuevo) me di cuenta que mi intención de llegar al punto de inicio del desfile había sido una completa perdida de tiempo, ni los propios habitantes del barrio Santa Fe podían transitar por sus calle con normalidad, “la encerrona” como ellos mismos la llaman se la tuvieron que aguaitar todo el fin de semana por cuenta de los famosos palcos.

Y en el sector de San Pablo la situacion no era muy diferente, el puente peatonal que cruza la avenida guayabal sufrió una una falla estructural al separarse parcialmente de las escaleras de acceso debido al alto flujo peatonal que pretendía ver el desfile desde este punto, situacion que puso en riesgo la vida de muchas personas.

Después de mucho caminar volví a plaza Gardel sector del aeropuerto Olaya Herrare en búsqueda de algún posible espacio para ver la llegada del desfile con la condición de que debería esperar mas o menos hasta las 5 de la tarde para la llegada de los silleteros, en ese momento eran mas o menos la 1:00 p.m.

Infructuosamente le preguntaba a los chicos de logística vestidos de camiseta naranja sobre la posibilidad de ingresar a Plaza Gardel (cerrada con mallas de casi 2 metros de alto) para ver la llegada de los silleteros y la respuesta siempre fue no, irónicamente al parecer solo los amigos o familiares de ellos si tenían acceso a este lugar. (pero bueno).

Un corto recorrido para tanta gente.

En un momento uno de los de logística le decía a la gente en un tono un poco sarcástico y hasta como queriendo regañar a las personas por querer siquiera intentar ingresar a plaza Gardel “por eso el desfile es lo suficientemente largo para que ustedes puedan verlo desde otra parte” y esto es una de las tantas verdades a medias que nos vienen metiendo año tras año por lo que veo los organizadores del desfile.

En esencia el desfile era largo, de 2.5 kilómetros de recorrido para los silleteros, pero que realmente se hace chico en espacio para todo una ciudad que se aglomera al mismo tiempo queriendo disfrutar de esta hermosa tradición, el desfile puede ser largo pero corto al mismo tiempo en espacio para tanta gente y es algo que al parecer a la administración local no le importa.

En definitiva y como conclusión ayer entendí por que muchas personas dicen que la Feria de la Flores la privatizaron, pensaba que le gente molestaba por cualquier bobada o sin razón alguna, pero lastimosamente no es así, no digo que algunos eventos no deban ser controlados para el acceso organizado del público, como lo pueden ser las fondas populares, que este año fueron de un alto valor cultural y no tanto de rumba y trago.

O los famosos tour silleteros por Santa Elena con empresas serias, que si uno hace cuentas terminas ahorrando mucha plata en comparación si el tour lo hiciera uno solo por cuenta propia, en definitiva hay eventos que si han mejorado con el cobro y control de acceso, ya el tema del costo es para otra charla, incluso yo en lo personal no estoy en desacuerdo con los palcos, sigo pensando que el que quiera y tenga con que pagar que lo haga.

Con lo que no estoy de acuerdo es que para el resto de las personas solo le quede la posibilidad de pararse por mas de 4 horas a la espera de ver pasar con algo de suerte el desfile tradicional de las flores.

De verdad que te hacen sentir que sino eres el alcalde o amigo del alcalde, o una “figura pública” o amigo de los de logística no vales nada y no tienes derecho a ver cómoda y tranquilamente el desfile de silleteros, es increíble que en la cabeza de alguien quepa que en 2.5 kilómetros pueda caber una ciudad de casi 3 millones de habitantes, y más increíble aún que próximamente solo en libros vamos a poder ver las imágenes de los silleteros, pues la verdad la transmisión del desfile, más bien floja floja.

Menos mal no todos los habitantes de Medellín se animan y vienen a ver el desfile y gracias a Dios no pasa nada que lamentar.

Por mi parte creo que sera la última vez que lo intento (a no ser que el año entrante me invite alguna empresa jajajaja).

 

Recuerda suscribirte al Boletín

  Boletín electrónico Orgullosamente Antioqueño
Compartí Por favor ome
396
 
Simple Share Buttons